Amantes de lo ajeno: marcas para robar en domicilios particulares

Equipo de RedacciónAlarmas, Alarmas para casa, Seguridad, Sin categoría0 Comentarios

¿Sabías que los datos de criminalidad acumulados entre enero y diciembre de 2017 en España por el Ministerio del interior recogen que hubo 712.398 hurtos (la infracción penal más común), 149.651 robos con fuerza en casas particulares, comercios y en otras instalaciones y 61.763 robos con violencia e intimidación? Hoy toca incidir en las marcas para robar en domicilios particulares que utilizan los amantes de los ajeno, y también en la importancia de saber elegir la mejor alarma para la vivienda. Como señala la escritora Donna Hedges “tener un lugar para ir, es un hogar. Tener alguien a quien amar, es una familia. Tener ambas, es una bendición. Pero no cuidar el hogar, implica descuidar a la familia”. 

El código secreto que utilizan los ladrones

La mayoría de las organizaciones criminales cuentan con su propio código para comunicarse entre sí. Se trata de símbolos que son utilizados y reconocidos por los delincuentes y que tienen un significado muy concreto sobre ciertas características del domicilio en cuestión. Cada marca recoge información muy valiosa sobre las particularidades y la seguridad contratada en cada hogar. En definitiva, constituye una buena guía para plasmar la actividad en esa casa.

Las autoridades españolas alertan sobre la extensión de dicho lenguaje y avisan de la necesidad de estar alerta ante el menor indicio. Si se observan signos pintados en las inmediaciones del domicilio se debe proceder a su eliminación inmediata. 

Estas marcas suelen aparecer en el exterior de la vivienda (buzón, puerta, fachada, etc.). Sin embargo, en muchas ocasiones los detalles para cometer el delito son minuciosos, los signos se realizan con punzones, tizas, lápices o bolígrafos para intentar que pasen lo más desapercibidos posible. Además, el tamaño en muchas ocasiones no supera el centímetro.

En otros casos, se colocan botellas, precintos en la puerta, cintas atadas de forma extraña o papeles atascados para comprobar si hay movimiento en la vivienda.

Con este código los delincuentes indican si vive una mujer sola, si son personas de edad avanzada, si hay perro, si es una persona con alguna discapacidad física, si hay objetos de valor, etc. Datos con los que se preparan de cara a perpetrar el robo. Es por ello por lo que la criminalidad en este tipo de hurtos y/o asaltos se va incrementando, la mala (aunque efectiva) praxis de estos sujetos hace que, cada vez más, necesitemos un número mayor de recursos a la hora de proteger nuestra vivienda.

Consejos para proteger nuestro hogar de los ladrones

Entre las recomendaciones para preservar la integridad de nuestra vivienda, podemos destacar:

  • Cerrar siempre puertas y ventanas. Si vivimos en un primer o segundo piso es recomendable colocar protección en las ventanas, puesto que son plantas en las que se está más expuesto al acceso de un ladrón.
  • Evitar esconder llaves en lugares típicos. Mejor dejar una copia a alguien de confianza, puesto que las organizaciones criminales estudian las rutinas de las personas y pueden saber fácilmente dónde dejarías un juego de llaves.
  • Adoptar un perro. El ladrón no teme al animal, sino a sus ladridos, ya que atraen la atención que es lo que quieren evitar a toda costa, sin contar que un perro siempre se pondrá alerta en cuanto vea algo fuera de lo corriente.
  • Los delincuentes huyen de las dificultades. Una buena opción para ahuyentarlos es instalar sistemas de seguridad adicionales como cerraduras, cámaras o rejas que les compliquen el proceso de acceder al hogar.
  • No dejar pistas. No publicar en redes sociales o en lugares indiscretos la fecha de las vacaciones. Hay que tomar medidas: que un familiar vacíe el buzón, que acuda al domicilio de vez en cuando, etc. Si no se interrumpe la rutina, pensarán que seguís haciendo vida normal dentro de casa.
  • Los ladrones suelen hacerse pasar por trabajadores públicos para “familiarizarse” con el lugar. En el caso de recibir una visita inesperada, mejor llamar a la compañía.
  • Recurrir a sistemas de seguridad. Instalar una alarma dentro del hogar es una decisión que a la larga te aportará una mayor seguridad a la hora de dejar sola tu casa, sin contar con que ese tipo de complicaciones echan para atrás a los ladrones y buscarían otra zona que asaltar.

En Madrid, por ejemplo, hay una media diaria de 37,4 robos con fuerza en viviendas. Con la llegada del verano la cifra aumenta. Es el momento de actuar. 

Para evitar el delito no basta con fijarse en las marcas para robar en domicilios particulares. En Asesor Alarmas te ofrecemos la posibilidad de comparar, de manera gratuita, la mejor oferta del mercado para que puedas proteger tu domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *