El mejor blog sobre seguridad

Cómo proteger una segunda residencia

Equipo de Redaccion

04/05/2018

proteger_segundas_viviendas_FB

La necesidad de proteger una segunda residencia de posibles agresiones, ocupaciones o robos es cada vez más común. Debido a que no son viviendas habitadas de forma constante, estas propiedades están expuestas a ladrones u okupas que pueden poner en riesgo su seguridad impidiendo que el propietario disfrute de la tranquilidad que se merece.

Claves para proteger una segunda residencia

Las viviendas vacacionales, que forman el grueso de las segundas residencias en muchos lugares, están expuestas a todo tipo de invasiones por no estar habitadas durante todo el año. Los ladrones lo saben a la perfección, por lo que suelen tener muy presentes estas propiedades en sus listas de objetivos.

Una buena idea para conseguir un nivel de protección superior cuando la vivienda no se encuentre habitada es la de realizar el mantenimiento de la propiedad. Esto es especialmente importante en casas con jardín, ya que en ellas se advierte con mayor facilidad las características propias de la desocupación. Contratar una empresa que limpie las ventajas con regularidad o mantenga el jardín en perfecto estado puede ser una estrategia perfecta para disuadir a ladrones y okupas.

Otro aspecto fundamental para que una segunda propiedad se presente como un espacio seguro incluso cuando no haya nadie es el de colocar elementos disuasorios. Las fachadas exteriores son, en muchas ocasiones, la puerta de entrada para invasores. Existen elementos punzantes que pueden situarse en diversas zonas para solucionar este problema con la mayor facilidad.

La iluminación es también un asunto importante. Como es evidente, nadie quiere pagar un recibo de luz elevado durante los meses en los que una segunda residencia está deshabitada. Con todo, las lámparas solares de exterior aportan una solución tan económica como disuasoria al permitir un encendido programable que no atentará contra el consumo eléctrico de la vivienda. También existe la posibilidad de conectar estas lámparas con temporizadores, haciendo que las luces se apaguen o enciendan en momentos determinados y sin convertirse en un gran problema en la factura de la luz.

En relación con lo anterior, colocar sensores de movimiento es algo recomendable. Cualquier posible intruso se sorprenderá con la activación de este tipo de mecanismo, considerando que pueden existir mejores alternativas para el robo.

Otro de los puntos débiles de una vivienda no habitual está formado por las puertas de patios y otras zonas que puedan ser accesibles desde el exterior. Existen cerraduras invisibles para estos elementos que no pueden ser forzadas desde fuera, lo que les permite garantizar un grado de seguridad superior.

La importancia de una alarma para casa

Con todo, actualmente la mejor forma de mantener alejados a los posibles intrusos de una residencia de vacaciones es la de instalar una alarma para casa. Estos sistemas han mejorado su rendimiento en los últimos años, ofreciendo una serie de alternativas capaces de mantener un espacio perfectamente protegido.

En la mayoría de los casos, la misma alarma sirve como elemento disuasorio. Para ello debe instalarse de forma que los posibles asaltantes tengan constancia de su presencia. Este simple hecho suele servir para que la probabilidad de sufrir un robo o un allanamiento en una vivienda vacía se reduzca de forma importante, algo que nunca se debe dejar de tener en cuenta.

Por otro lado, siempre que la invasión se produzca en una segunda vivienda, la respuesta será siempre más rápida que con cualquier otro sistema. Gracias a la sensibilidad y la eficiencia de los sensores volumétricos o magnéticos, la centralita de la alarma recibirá el aviso de forma instantánea, pudiendo tomar las medidas oportunas para evitar que el robo o la ocupación vayan a mayores.

Además, las segundas viviendas suelen ser mayor foco de ocupación. Debido a que son más fáciles de identificar como viviendas vacías temporalmente, pueden convertirse en un foco fácil para aquellas personas que buscan un lugar en el que vivir sin pagar alquiler ni comprar la vivienda.

En definitiva, proteger una segunda residencia es algo que pasa por emplear una serie de estrategias de prevención y por contar con un sistema de alarma que proteja la propiedad de forma activa notificando cualquier posible invasión que llegue a producirse.

En Asesor Alarmas podrás realizar una comparativa para conocer cuál es la mejor alarma posible para tu segunda vivienda, teniendo en cuenta la zona y otras características necesarias para que se ajuste a los requerimientos de la vivienda, garantizando mayor seguridad y tranquilidad para ti. Porque proteger tu segunda vivienda es cada vez más importante, haz tu comparativa totalmente gratuita en Asesor Alarmas e infórmate sobre tus opciones.

Y recuerda, quien compara, ¡gana!

0 comentarios